top of page
  • Diego Barto

¿Por qué tener una estrategia de marketing?

La estrategia de marketing, como su nombre denota, una visión de la manera de alcanzar los objetivos de negocio que la marca está dictando, pero ¿cómo se empieza y qué puntos hay que considerar?

Cada ejercicio es único, cada necesidad de negocio es única, la vigencia de una estrategia podría ser entre 3 y 6 meses, para esto, deberá medirse periódicamente su efectividad (un tema más adelante será la caducidad o vigencia de un plan). La estrategia que antes te funcionaba podría ser inefectiva en un futuro porque las necesidades han cambiado.


El primer paso para hacer una estrategia de marketing es definir qué variables queremos impulsar, pensemos en un consultorio dental, cuenta con muchos servicios, podríamos crear una estrategia de marketing para impulsar:

  1. Limpiezas dentales.

  2. Extracciones de piezas dentales.

  3. Endodoncias.

  4. Resinas.

  5. Cirugías de paladar.

  6. Ortodoncia.

  7. Ortopedia.

  8. Implentes dentales.

Cada uno de estos servicios requieren recursos para una difusión efectiva y claro, entregar resultados, supongamos que a cada se le invertirán $50 USD a la semana, si creamos una estrategia de mínimo $400, USD semanales probablemente el presupuesto sea aplastante y te llevará a la quiebra, y así cada negocio tendrá sus restricciones.

Entonces, reserva un presupuesto de inversión total para marketing.


Ya que sepas el monto a invertir debes tomar en cuenta que los primeros 3 meses serán cruciales para hacer ajustes constantemente, cuando comienzan a llegar los prospectos lidiarás con otro tipo de cliente que antes, si no tenías campañas publicitarias, comenzarás a enfrentar. Punto clave donde se tiene que conocer la razón precisa por la que cierras o no cada prospecto, esa información ayudará a tomar decisiones correctas.


La estrategia debe considerar la manera en que tu cliente decide consumir tu producto o servicio, ese camino físico y digital se llama customer journey, lo más importante es entenderlo para poder interactuar en cada momento con el consumidor y brindar la información necesaria para que te considere.


Con esta información básate en un embudo marketing, escoge los canales donde quieres abordar a tu cliente:

  1. ¿Cómo quieres que te conozcan?

  2. ¿Qué información brindarás para que en un momento de consideración, seas tomado en cuenta?

  3. ¿Cómo darás el empujón final para el cliente?

No termina ahí, podrías continuar atendiendo a un mismo cliente:

  1. ¿Crearás algún programa de lealtad?

  2. ¿Premiarás las ventas subsecuentes?

Esta estrategia ayudará a que cada acción en tus campañas y comunicación de marca tenga una columna vertebral de cómo hacerlo. Esta estrategia deberá revisarse de forma periódica para entender dónde debe haber ajustes.


10 visualizaciones0 comentarios
bottom of page